Día Mundial del Agua 22 de Marzo

Aproximadamente el 71 % de la superficie terrestre está cubierta de agua, aunque aproximadamente solo el 2 % es potable (dulce), y por ello debe conservarse y cuidarse.

 

consumo-de-agua-en-san-diego-incrementa-5-por-ciento

 

Hoy celebramos el Día Mundial del Agua, un recurso escaso y también un derecho humano, difícil binomio que precisa de medidas urgentes a nivel global para satisfacerlo. Tanto el derecho al agua como al saneamiento para así garantizar el acceso a un agua potable, esencial para la vida.

Fue un derecho reconocido el 28 de julio de 2010 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la misma organización que cada 22 de marzo celebra el Día Mundial del Agua con el objetivo de concienciar sobre la importancia del agua dulce y su gestión sostenible.

Cada año, la efeméride destaca un aspecto particular relacionado con el agua. Este año, el lema escogido es “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”, un eslógan que pone el foco en la reducción de las aguas residuales y, dentro de ésta, el fomento de su reutilización.

 

Día Mundial del Agua: acceso universal al oro azul, el gran reto
la salubridad del agua para usos cotidianos como gran desafío mundial, así como en la necesidad de su reducción para fomentar la reutilización.

Un uso más responsable

Este año, por lo tanto, concienciar significa sensibilizar sobre la urgencia de hacer un uso más responsable del líquido elemento, muy escaso en algunas zonas del planeta, y sobre todo de difícil acceso para las personas más pobres. En la actualidad, más de 663 millones de personas tienen que recorrer grandes distancias para tener acceso al agua potable.

Con todo y con eso, además del problema que supone tener que desplazarse a kilómetros de distancia para tener agua en el día a día en muchas ocasiones, la tengan cerca o lejos, se utiliza agua que no reúne las condiciones higiénico sanitarias mínimas. Uno de los casos más dramáticos se vive en India, donde muchas personas beben agua contaminada con arsénico, con efectos muy graves para la salud, sobre todo a largo plazo.

Día Mundial del Agua: acceso universal al oro azul, el gran reto
Entre otros efectos que provoca el arsénico del agua en la salud puede causar cáncer y llevar a la muerte, un problema de salud pública que se suma a muchos otros, en los que las aguas residuales tienen un triste protagonismo. En este país asiático también encontramos uno de los más penosos ejemplos de vertidos tóxicos a los ríos.

Con el agravante de que el río Ganges es un gran símbolo para la población y uno de los ríos más místicos del mundo, por lo que en sus orillas sucede la vida y la muerte. Como es bien sabido, en él se realizan actividades de muy distinto tipo, incluyendo su uso como agua de riego, el baño o incluso beber sus aguas, por lo que la contaminación de sus aguas es un grave peligro para la salud.

En efecto, en él se pueden encontrar esqueletos de animales, aguas residuales y desperdicios industriales que están acabando con el que es uno de los ríos más amenazados del mundo, junto con otros no menos importantes, como la Plata o el Nilo. Su lenta agonía, sin embargo, podría tener los días contados.

Es mucho confiar, pero como nota positiva a señalar dentro de este día dedicado al agua, es importante señalar una reciente noticia muy positiva relativa al reconocimiento de los mismos derechos de las personas del Ganges y el Yamuna por parte de un tribunal indio.

Día Mundial del Agua: acceso universal al oro azul, el gran reto
Habida cuenta de los infructuosos intentos gubernamentales por detener su polución, un tribunal del norte del país ha decidido dotarlo de un nuevo status para así intentar reducir sus altos niveles de contaminación. Así pues, dañar el río Ganges y su hermano pequeño, el Yamuna, se considerará legalmente lo mismo que si el daño se hiciera a una persona.

La iniciativa ha sido de dos jueces del estado de Uttarakhand, un intento a la desesperada que de igual manera que considerar a los ríos “entidades legales y vivientes que tienen el estatus de una persona legal”, también se les exigirá obligaciones y responsabilidades.

Al margen de estos casos más graves, lo cierto es que reducir la polución de los ríos es un serio desafío en todo el mundo. Un problema de sostenibilidad al que hay que añadir otros muchos. Volviendo al agua y el saneamiento, garantizar la disponibilidad de la misma, su gestión y saneamiento es uno de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

Día Mundial del Agua: acceso universal al oro azul, el gran reto
Todavía queda mucho camino que recorrer para alcanzarlo, pues solo una de cada tres personas del mundo carecen de instalaciones. No solo se trata de poder beber, lavarse o bañarse, sino de mejorar la calidad de vida a unos niveles mínimos que harían la diferencia para dar un salto cualitativo en el área de la salud pública.

No olvidemos que cada día mueren 4.500 niños por falta de acceso a un agua limpia, un problema que afecta a un 12 por ciento de la población mundial. En concreto, esta situación afecta a 554 millones de asiáticos, a 319 millones de subsaharianos y, entre otros grandes damnificados, a 50 millones de latinoamericanos.

Día Mundial del Agua: acceso universal al oro azul, el gran reto
Según el World Water Council (WWC), las enfermedades relacionadas con el agua y la falta de agua potable ocasionan la friolera de 3,5 millones de muertes cada año. Un feo panorama que se agravará con el avance del cambio climático, si no se toman medidas desde un enfoque integral.

Así las cosas, concienciar al respecto durante solo un día al año es a todas luces insuficiente. Desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara esta jornada firmando la resolución A/RES/47/193 el 22 de diciembre de 1993, respondiendo así a las recomendaciones de la ONU, las cosas no han mejorado sustancialmente. Y deben cambiar, por la cuenta que nos trae a nivel geopolítico, ambiental y, sobre todo, humanitario. No en vano, tal y como nos recuerda la organización WWC, “sin agua no hay vida, ni alimentos ni desarrollo. Sin agua, ni los países ni las sociedades pueden desarrollarse económica, cultural, social o políticamente”.

 

Deja un comentario